×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Cultura

Tour por las esculturas más representativas de la CDMX

No hay mejor forma de conocer una ciudad que a través de sus monumentos públicos.

By Brenda Béjar

Tour por las esculturas más representativas de la CDMX

Foto de @theamazingcrack

Para que conozcas la ciudad como se debe, no hay nada como un recorrido escultórico. La CDMX cuenta con un montón de monumentos que no solo narran la historia sino también representan lo mejor de la escena cultural mexicana. Con este tour vas a poder echarle un vistazo a los más interesantes.

Primera parada: Ruta de la Amistad

Concebido por Mathias Goeritz y Pedro Ramírez Vázquez, este fue uno de los proyectos que en 1968 llamaron mucho la atención por lo ambicioso que era: un corredor escultórico en el que puedes conocer 19 piezas distribuidas por Jardines del Pedregal, CU y Tlalpan. Todas construidas por artistas de los cinco continentes. El objetivo era que quedaran listos para los Juegos Olímpicos llevados a cabo en nuestro país en aquel año, pero se han mantenido hasta el presente para que los puedas conocer.

Segunda parada: Fuente de Tláloc

Aunque no lo parezca, la ciudad está llena de fuentes, pero ninguna como ésta, ubicada en en el Bosque de Chapultepec. Fácilmente puede confundirse con un laberinto si no se le mira desde arriba. Está formada por un Tláloc recostado sobre el agua de la fuente, con dos cabezas que miran hacia el Cárcamo de Dolores (que es una obra hidráulica para el abastecimiento de toda la ciudad) con la boca abierta. Además salen dos mazorcas y siembra de granos de las manos. Tiene demasiados detalles súper lindos que puedes identificar si te tomas un largo rato recorriéndola.

Tercera parada: Victoria Alada

Publicidad

También conocido como el Ángel de la Independencia, esta figura es una de las más emblemáticas de la ciudad. En su interior alberga un mausoleo que resguarda a los héroes de la independencia. Además, curiosamente, no es un ángel sino Niké, la diosa alada de la victoria. Fue inaugurada en 1910 por el centenario de la lucha armada y ahora se puede visitar a diario su increíble mirador: lo único que debes hacer es presentar una solicitud de acceso por escrito en la Subdirección de Patrimonio Cultural de la Delegación Cuauhtémoc.

Cuarta parada: Cocodrilo

La artista Leonora Carrington, que nació en Inglaterra pero murió en la Ciudad de México, es la autora de esta figura mitológica que fue parte de una donación instalada en la segunda sección del Bosque de Chapultepec, y luego trasladado a Paseo de la Reforma, a la altura de Havre. Se trata de una representación de una embarcación a manera de cocodrilo, mide ocho metros y pesa cinco toneladas de bronce. En el lomo del animal se pueden ver cinco crías del cocodrilo y uno que funge como remador.

Quinta parada: Monumento a los Niños Héroes

Como parte de un homenaje a los jóvenes que defendieron el Castillo de Chapultepec, en la primera sección del Bosque se encuentra este gran hemiciclo formado por seis columnas blancas, resguardando la figura de una mujer al centro. Esta escultura fue diseñada por Ernesto Tamariz y construida por Enrique Aragón, quien utilizó mármol blanco para darle sobriedad a la obra.