×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Comer y Beber

Café de Nadie: beber rico, oír vinilos y pasarla bien

Te contamos todos los detalles sobre este espacio que es café de día y bar de noche.

CDMX Secreta CDMX Secreta

Café de Nadie: beber rico, oír vinilos y pasarla bien

¿Alguna vez has escuchado hablar del estridentismo? Este movimiento artístico surgió en México hace exactamente 100 años, y su objetivo era despojar al arte del elitismo del porfiriato y celebrar los avances del mundo moderno. Los artistas que formaban parte de esta corriente de vanguardia solían reunirse en un local de la colonia Roma llamado Café Europa, aunque pronto comenzaron a apodarlo el Café de Nadie.

En honor a las tertulias, manifiestos y lecturas en voz alta de los estridentistas que ahí se realizaban, un nuevo establecimiento ha retomado el nombre Café de Nadie para convertirlo en el sitio de encuentro de los bohemios del siglo XXI.

Ubicado en la calle de Chihuahua 135 (cerca del original), el nuevo Café de Nadie es un espacio creado por un grupo de amigos melómanos, músicos y DJ, quienes durante los últimos 10 años se dieron a la tarea de recolectar toda clase de vinilos. Hoy su colección supera las 1,500 piezas, y por ello fue necesario encontrar un lugar donde, además de resguardarlas, fuera posible disfrutar su contenido sonoro. Así nació Café de Nadie, cuya razón de ser es la música pero que además cuenta con otros interesantes y deliciosos atractivos.

Fotos de Café de Nadie

Un concepto por la mañana, otro por la tarde

Por la mañana, Café de Nadie ofrece desayunos elaborados con productos agroecológicos de Xochimilco, pues el compromiso social también forma parte de su propuesta. En la carta matutina destacan la tostada franchute (pan con quesillo, crema y mermelada de estación) y los chilaquiles con salsa morita y frijol colado, que puedes pedir con pollo o huevo de rancho. Por supuesto, cuentan con delicioso café o té para acompañar tus alimentos con esa dosis estimulante que necesitas.

Al mediodía también sirven comida y puedes elegir los tacos de hongos y setas, el tiradito de coco y sandía o unas croquetas de kimchi. Conviene también preguntar por las especialidades de temporada el día de tu visita.

Publicidad

Al caer la tarde, Café de Nadie se torna el lugar perfecto para tomar tragos, escuchar música de diferentes vertientes o ponerse al día con lo más fresco de las escena DJ. La carta de bebidas es casi tan diversa como su repertorio musical, pues en ella encontrarás vinos, mezcales, cervezas, sake, sidra y hasta hidromiel, pero si quieres probar lo mero bueno de la casa, ve por los Cocteles de Nadie. Nuestra sugerencia es que comiences con el terso y profundo Black Magic, elaborado con etiqueta negra, cebada malteada, soda, miel y agua de azahar: un trago elegante que recuerda —precisamente— a los intelectuales de comienzos del siglo XX. Ya entrado en calor, puedes subirle a los decibeles con Perdida en el Fuego, mezcla que lleva sotol, rábano picante, betabel, clara de huevo y limón. Sí, estridente pero rico.

Si no traes ganas de cocteles, siempre viene bien una cerveza, que aquí encontrarás tanto artesanal de barril como de marcas bien conocidas. Al final de cuentas, la idea de Café de Nadie es que la pases bien, conectes con nuevos amigos y permitas que el sonido y los sabores te envuelvan.

_

Café de Nadie / Chihuahua 135, Roma Norte / Miércoles a sábados de las 15:00 a las 2:00 horas y domingos de brunch de las 12:000 a las 22:00 horas / No hay reservaciones