×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Comer y Beber

Cinco lugares para comer el mejor pollo frito de la CDMX

En tiras, en sándwiches, incluso en waffles, la tendencia del pollo frito llegó para quedarse.

By Brenda Béjar

Cinco lugares para comer el mejor pollo frito de la CDMX

No sabemos muy bien cómo ni por qué, pero de pronto el pollo frito —en todas sus modalidades— se puso de moda alrededor del mundo… y la Ciudad de México no es la excepción. Acá una selección de las propuestas que más nos han llamado la atención durante los últimos meses.

Sigmund Fried

Se trata de una dark kitchen que funciona bajo delivery. Sirve sliders de pollo frito, es decir, hamburguesas pequeñitas que te acabas en un par de mordiscos. La idea es que pidas mínimo un par para que pruebes los distintos sabores: BBQ, Habanero y Extra Picante. Para acompañar, las coliflores tempura son puro amor. Ojo: los martes todos los sándwiches cuestan 50 pesitos.

Pollo Bruto

Si quieres guardar la línea puedes optar por el pollo asado (rojo, verde o amarillo), que viene acompañado con sus tortillas y sus salsas. Pero si el remordimiento no es lo tuyo tienes dos opciones: el sándwich de pollo frito normal o el que viene atravesado por dos waffles. A esto agrégale queso cheddar, pepinillos artesanales y miel de chiles.

Corazón de Pollo

Comida reconfortante en su máxima expresión, esta cocina fantasma sirve tiras de pollo frito de distintos tamaños y sándwiches. Aunque nuestro platillo favorito es el Loaded Mac & Cheese: macarrones con queso acompañados de boneless bañadas en BBQ. Para rematar, más queso, tocino y cebolla. Uff.

Publicidad

Frito y Cruel

Esta opción sí tiene restaurante presencial y también pedidos a domicilio. Ofrece un menú bastante simple de sándwiches de pollo con dos variantes: normales y crueles (con salsa súper hot). Además de una opción vegetariana de sándwich de coliflor frita. Acompaña tu pedido con puré de papa, coleslaw, pepinillos y una deliciosa sidra.

Hot Mamma’s Hot Chicken

Otro local sí establecido, ofrece pollo picante al estilo Nashville, Tennessee (crujiente por fuera, suave y jugoso por dentro). Se podría decir que ya servía este platillo desde antes que se pusiera de moda. Nos es de especial interés el paquete que promete quitarte la cruda: incluye sándwich de pollo frito, papas, mac and cheese y cerveza.