×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Este parque temático tiene versiones en miniatura de los edificios más famosos del mundo

La vuelta al mundo en dos horas o menos… ¡Ni Julio Verne se aventuró a tanto!

CDMX Secreta CDMX Secreta

Este parque temático tiene versiones en miniatura de los edificios más famosos del mundo

Imagina que alguien llega y te ofrece viajar alrededor del mundo para ver los edificios y monumentos más famosos… ¡gratis! Pues deja de imaginar: en el Estado de México puedes recorrer los cinco continentes sin necesidad de maletas; sin hacer filas para abordar aviones, trenes o camiones; sin tener que cambiar tus pesos por dólares; sin aprender otro idioma y, lo mejor de todo, sin desembolsar un solo peso.

Mini Mundos es un parque temático creado por el gobierno del Estado de México para ofrecer a la gente la opción de conocer más de historia y cultura sin salir de casa o, mejor dicho, del país. En los 38,343 metros cuadrados del predio ubicado en Tlalnepantla, se alojan 38 réplicas —de entre 1.25 a 1.60 m de altura— de los sitios más emblemáticos del mundo creados por el hombre.

El lugar, inaugurado el 31 de marzo de 2017, se encuentra dividido en seis áreas, cada una de las cuales corresponde a una zona continental, excepto en el caso de América, pues esta consta de dos secciones, una por cada hemisferio.

Descubre las edificaciones más emblemáticas

Cuando visites Mini Mundos, empezarás tu recorrido por la sección de América del Norte, que es la que alberga las 15 construcciones correspondientes a México, entre las que se encuentran las Torres de Satélite, la Pirámide del Sol y las Torres Bicentenario de Toluca, junto con maquetas de la Catedral Metropolitana, el Ángel de la Independencia y el edificio de Rectoría de la UNAM.

Cabe destacar que las edificaciones de esta sección tienen cerca de 30 años de haber sido elaboradas, pues en un inicio pertenecieron a un proyecto semejante de la década de los noventa que se localizaba en la ciudad de Tijuana llamado Mexitlán, y en 2003 fueron trasladadas a México Mágico en Chapultepec. Debido a su antigüedad, los materiales son distintos a los de otras más recientes, y cabe destacar el trabajo y atención al detalle en cada pieza, lo cual las convierte en auténticas obras de arte.

Completan la sección de América del Norte las réplicas de monumentos estadounidenses tales como la Casa Blanca, la Estatua de la Libertad y el legendario letrero de Hollywood.

Cruzando el charco

Más adelante, tu viaje continuará en Europa, donde podrás admirar la Torre Eiffel, el Partenón o Basílica de San Pedro en el Vaticano. Tómate selfies en estos lugares y presume tu visita exprés al Viejo Continente. Continúa tu recorrido y adéntrate en la cultura asiática con copias de lugares tan antiguos como la Muralla China, hasta edificaciones contemporáneas como el hotel Burj Al Arab.

Publicidad

Al avanzar más, reconocerás el continente en el que te encuentras cuando veas la majestuosa Casa de Ópera de Sydney. Lo mismo te sucederá cuando te topes con las legendarias pirámides de Guiza en el desierto africano y el cariñoso saludo del Cristo de Corcobado de Brasil, en la sección de Sudamérica. Si durante tu recorrido te topas con algún edificio o monumento que no reconozcas, no te preocupes: hay fichas de información a un costado de cada figura, así como códigos QR que te despliegan mapas de Google donde podrás conocer el lugar y su entorno.

Mención aparte reciben las réplicas de los medios de transporte sui géneris del entorno urbano mexicano: una versión miniatura del tren interurbano y teleférico de Ecatepec (Mexicable), ambas disponibles para su uso, sujeto a disponibilidad.

El parque Mini Mundos también cuenta con amplias zonas verdes y recreativas para toda la familia, así como actividades culturales gratuitas. Y, ¿entonces? ¿Qué esperas para no hacer tus maletas y romper el récord de Julio Verne?

_

Dónde: Parque Temático Mini Mundos / Huertas 171, Tequexquinahuac, Tlalnepantla

Horario: Martes a domingo de 9:00 a 18:00 horas

Sin costo

 

Cultura Qué hacer