×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...

Cómo pasar una tarde perfecta en el centro de Tlalpan

Brenda Béjar Brenda Béjar

Cómo pasar una tarde perfecta en el centro de Tlalpan
Ubicado al sur de la CDMX, el centro histórico de la alcaldía Tlalpan todavía conserva su encanto de pueblito. Ve a corroborarlo con un paseo vespertino.

Al mediodía

Durante muchas décadas, lo que hoy conocemos como el centro de Tlalpan era en realidad el corazón de San Agustín de las Cuevas, nombre que recibía el pueblito que sirvió de base para la creación de esta alcaldía, la más grande de la capital.

De aquellos días en los que se debía tomar el tranvía para llegar a “México”, como la gente de entonces llamaba al actual Centro Histórico de la Ciudad de México, quedan muchos recuerdos, como el quiosco central y la parroquia de San Agustín. Si llegas al mediodía, debes recorrer el interior de esta iglesia, fundada hace casi 500 años por una orden religiosa llegada de España. Lo más notable de la parroquia de San Agustín es su retablo barroco cubierto con hoja de oro.

Foto de Daniel Bobadilla en Flickr

A la hora de comer

Después del recorrido histórico-cultural, seguramente ya tienes apetito. La buena noticia es que en torno de la plaza central del centro de Tlalpan encontrarás múltiples opciones para saciarlo.

Si de verdad vas muy hambriento, no hay duda, tu opción para comer debe ser La Jalisciense, una cantina que es considerada una de las más antiguas de la CDMX porque fue fundada en 1872. La especialidad son las tortas pero también puedes preguntar por su caldo de camarón picoso o por la paella que sirven los viernes. Por supuesto, venden cervezas, licores y cocteles preparados.

Publicidad

Para algo más casual pero no menos rico, también está el Mercado de la Paz, una señorial edificación de ladrillo inaugurada por Porfirio Díaz. Además de los típicos puestos de fruta y verdura, también encontrarás fondas y restaurantes de comida corrida en su interior.  Y si tienes un poco más de tiempo a tu disposición, vale la pena conocer la Antigua Hacienda de Tlalpan, donde encontrarás carnes, mariscos y hasta insectos servidos al centro de un bonito jardín colonial.

Foto de wikimedia.org

Para dar el rol

Ya con el estómago feliz puedes darte una vuelta por dos recintos históricos del centro de Tlalpan. El primero que te sugerimos conocer es el Museo del Tiempo, un sitio como pocos en México porque está dedicado a exhibir la historia de los relojes. Aquí encontrarás asombrosos relojes cucú tallados en madera, como de cuento de hadas, y cajas musicales que aún dan la hora con precisión.

El otro espacio que te recomendamos conocer es el Museo de Historia de Tlalpan, el cual ocupa un señorial edificio del siglo XIX conocido por los lugareños como La Casona. En sus salas y jardín central hallarás exposiciones de diversas disciplinas artísticas.

Guías Secretas