×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Guías Secretas

Ocho planes para un día lluvioso en la CDMX

By CDMX Secreta

Ocho planes para un día lluvioso en la CDMX

Aunque no lo parezca, la Ciudad de México es una urbe que también se puede disfrutar bajo la lluvia. Aquí te ofrecemos ocho alternativas entretenidas, ricas y acogedoras para pasar una tarde así.

1. Toma algo calientito en Té Cuento

Las tardes lluviosas suelen provocar sed de la muy buena, esa que solo se sacia con té de la mejor calidad. Si te consideras amante de esta bebida, o si te quieres introducir en todas sus vertientes, tienes que conocer Té Cuento, casa de té y de cultura localizada en la Del Valle. Además de infusiones y tisanas hechas con hojas importadas de alta gama, también podrás probar deliciosos panes y pastelitos elaborados con té, como el panqué Té Cuento de sabor matcha, lavanda o mantequilla con dulce de leche. Sí, yummy.

📍Tlacoquemécatl 171, Del Valle

2. Organiza una tarde de juegos de mesa en La Caravana

Si tus cartas de UNO ya no dan una, o si quieres poner a prueba tus habilidades de terrateniente con otros jugadores de Catán, pasa tus tardes lluviosas a La Caravana, un espacio dedicado enteramente al disfrute de los juegos de mesa. Además de una muy amplia selección de juegos (la cual se renueva frecuentemente), aquí también encontrarás snacks, bebidas, torneos y clases para aprender a jugar algunos de los títulos más competitivos de su categoría.

📍Fresas 59, Tlacoquemécatl Del Valle

3. Olvídate de todo en una sesión de spa

Cambia el agua fría de la lluvia por los chorros tibios y fragantes de la tina de hidromasaje de un spa, el sitio donde muchísimos quisiéramos estar cada tarde de tormenta. Para que lo hagas realidad puedes agendar una visita a CSC Wellness Spa, un complejo en plena colonia Nápoles donde podrás sumergirte en su jacuzzi, relajarte en el sauna y disfrutar alguno de sus tratamientos faciales o una sesión de masaje de tejido profundo. También puedes preguntar por sus programas de belleza y rejuvenecimiento.

📍Georgia 145, Nápoles

4. Lánzate de compras a Barrio Alameda

Si te agarró la lluvia en el Centro Histórico corre a este complejo comercial, localizado (sí, adivinaste) a un costado de la Alameda Central. Instalado en una antigua vecindad remodelada, Barrio Alameda se distingue por sus boutiques de diseño, donde podrás adquirir desde viniles y art toys hasta ropa de creadores independientes. Luego de ojear y hacer compras, puedes esperar a que amaine el aguacero en la planta baja con un mezcalito, un café, un helado o hasta una pizza en tu mano. Plan redondo.

📍Dr. Mora 9, Centro Histórico

Publicidad

5. Dedícale una tarde a MUMEDI

Otro plan perfecto por si Tláloc te sorprendió a metros del Zócalo. Ubicado en la híper transitada calle de Madero, el Museo Mexicano del Diseño (MUMEDI) es un refugio idóneo para escapar de la lluvia porque combina compras, diseño, arte, comida y una romántica vista de los edificios virreinales pasados por agua. Así, mientras esperas que te sirvan un matcha o un chai, aprovecha para recorrer su tienda, donde encontrarás toda clase de artículos coloridos, lúdicos y “diseñosos”: desde carteras ilustradas con dioses prehispánicos hasta joyería de autor.

📍Francisco I. Madero 74, Centro Histórico

6. Ve llover desde la terraza de Sofitel Mexico City Reforma

Cambia de perspectiva y mira la ciudad mojarse allá abajo desde CityZen, rooftop bar ubicado en el piso 38 del hotel Sofitel Mexico City Reforma. Si no temes mojarte un poquito, pide que te asignen mesa en la terraza panorámica, cuyos enormes ventanales de piso a techo permiten disfrutar una vista asombrosa del Ángel de la Independencia desde las alturas. Desde luego, la recomendación es acompañar la experiencia con un coctel recién elaborado en el bar.

📍Paseo de la Reforma 297, Cuauhtémoc

7. Reúnete con amigos en un wine bar

¿Sabes qué otra bebida estimulante, reconfortante y deliciosa se antoja cuando empieza la lluvia fría? Exacto: vino. Si eres de los que adivinó, debes conocer Loup, un wine bar especializado en vinos naturales. Si nunca has oído este término, debes saber que así se les llama a los vinos producidos con uvas cultivadas sin pesticidas o sin químicos añadidos durante su vinificación. De modo que aquí podrás aprender a degustarlos, apreciarlos y maridarlos con delicias como una brocheta de wagyu o un queso a la parrilla.

📍Tonalá 23, Roma Norte

8. Participa en una sesión de meditación

Si algo nos han enseñado las interminables playslits con sonido de lluvia (que abundan en las plataformas de streaming) es que el sonido del agua cayendo es relajante y propicia un estado de ánimo contemplativo. Aprovecha esa cualidad para aprender a meditar en el Centro Budista de la Ciudad de México, sede de la Orden Budista Triratna. En sus amplios salones con duela podrás participar en sesiones presenciales de meditación budista para principiantes o formar parte de talleres de mindfullness, entre muchas otras opciones.

📍Jalapa 94, Roma Norte