×

ESCRIBE LO QUE ESTÁS BUSCANDO Y PULSA INTRO

Cargando...
Bienestar y Naturaleza Escapadas

Cinco cascadas cerca de la CDMX que debes conocer

Una escapada natural para ver impresionantes caídas de agua cerca de la ciudad.

CDMX Secreta CDMX Secreta

Cinco cascadas cerca de la CDMX que debes conocer

Aprovecha esta temporada de lluvias y lánzate a ver estas espectaculares caídas de agua. Te decimos dónde se encuentran.

1. Cascada Velo de Novia en Avándaro, Estado de México

Esta bonita caída de agua está muy cerca de Valle de Bravo, aunque específicamente se localiza en el municipio de Avándaro. Tiene 35 metros de altura y su caudal proviene de las aguas del arroyo San Juan, que atraviesa los bosques colindantes. En sí, la cascada es el corazón del Parque Ecológico Velo de Novia, donde encontrarás asadores, mesas para días de campo, tiendas de comida y artesanías, así como senderos de naturaleza.

Distancia: 2 horas 15 minutos

2. Prismas Basálticos en Huasca de Ocampo, Hidalgo

Sin duda, se trata de una de las cascadas cerca de la CDMX más fotografiadas, pues se despeña por encima de una curiosa formación rocosa producida por la actividad volcánica. Cuando las visites, te toparás con un largo desfiladero compuesto por salientes de piedra de forma prismática, de ahí su nombre. Hay varios puntos para verlos, entre los que destacan el Hacienda de Santa María Regla o el Centro Turístico Primas Basálticos, ambos cerca del pueblo de Huasca de Ocampo.

Distancia: 2 horas 10 minutos

3. Cascadas de Tixhiñu en Aculco, Estado de México

A menos de 20 minutos del pueblo mágico de Aculco, en el Estado de México, te encontrarás con estas monumentales cascadas, que muchos llaman el pequeño “Niágara mexicano”. ¿Los motivos? Principalmente por su forma de herradura, similar a la catarata canadiense, con la diferencia de que la versión mexiquense solo tiene 30 metros de altura. Aun así, ver el agua desplomarse por el barranco es impresionante, sobre todo en época de lluvias, cuando el bramido te anuncia que ya estás cerca de descubrirlas.

Publicidad

Distancia: 2 horas 20 minutos

4. Cascadas de Aconco en Xaltatempa, Puebla

Estas cascadas cercanas a la CDMX están a 35 minutos de Tetela de Ocampo, una población ubicada en la Sierra Norte de Puebla. Son dos (una de 45 metros y otra de 75) y son una excelente alternativa si te gustan las emociones fuertes o si no te molesta mojarte un poco. En una podrás hacer rapel y perderle miedo a las alturas, mientras que la otra tiene una tirolesa que te permitirá apreciar el paisaje boscoso en toda su plenitud. Si no eres fan de las emociones fuertes, no te preocupes, también te puedes sumergir en la poza que se forma con la caída del agua.

Distancia: 4 horas 

5. Cascada de los Diamantes en Tlalmanalco, Estado de México

Están localizadas dentro del parque ecoturístico Dos Aguas, muy cerca de las faldas del volcán Iztaccíhuatl. Además de desplazarte hacia el municipio de Tlalmanalco, a 90 minutos de la CDMX, para llegar a ellas deberás hacer una caminata de mediana intensidad, por lo que te recomendamos llevar ropa y calzado adecuados. Y aunque lo mejor es llevar víveres, en el parque también hay sitios para comer quesadillas recién hechas. Una vez en el camino, te toparás con varias cascadas, pero las más impresionantes son las de los Diamantes, que reciben ese nombre por el brillo que adquieren sus aguas con la luz del sol.

Distancia: 1 hora 30 minutos